ATOX en Facebook
Síganos para mantenerse al día de las novedades ATOX y de la actualidad del sector de la logística y el almacenaje.

Las 4 R de la gestión de la cadena de suministro

Las 4 R de la gestión de la cadena de suministro

Tradicionalmente la competitividad en el mercado venía definida por las 4 P del marketing: Product, Price, Promotion, Place (en español: Producto, Precio, Promoción y Punto de venta). Esto era así especialmente para los mercados de masas, donde se maneja menor número de referencias con pedidos de gran volumen. Pero los mercados modernos han evolucionado hacia tendencias de consumo más volátiles, imponiendo mayores exigencias en los procesos logísticos. Esto ha llevado a definir los principios de las 4 R de la gestión de la cadena de suministro: Reliability, Responsiveness, Resilience, Relationships, que han de establecerse como los principales objetivos de las estrategias logísticas.

Reliability (confiabilidad)

Los mercados actuales presentan unas fluctuaciones más rápidas en las tendencias de los consumidores, un mercado de consumo más diverso, modelos de negocio basados en la long tail y pedidos más pequeños pero más frecuentes. Debido a ello, los diferentes actores de la cadena de suministro moderna tienden a reducir los niveles de inventario con metodologías just-in-time. Pero para obtener buenos resultados con este tipo de estrategias es necesario una alta confiabilidad (Reliability) de los proveedores en el nivel anterior de la cadena de suministro, así como una alta eficiencia propia para proporcionar estos mismos niveles de confiabilidad a los clientes en el siguiente eslabón de la cadena. Esto implica poder proporcionar materias primas, mercancía y servicios justo en el momento que sean necesitados, con la disponibilidad esperada y con unos plazos de entrega ágiles y fiables.

Una de las principales causas de la falta de confiabilidad es la variabilidad, motivo por el que se están adoptando metodologías de gestión como la Seis Sigma, que persiguen precisamente reducir la variabilidad de los resultados de los procesos y que son aplicables a los diferentes ámbitos a lo largo de la cadena de suministro: procesos de fabricación, distribución, preparación de pedidos, logística inversa, etc.

Responsiveness (capacidad de reacción)

Con la globalización, el número de consumidores y la diversidad de sus perfiles se ha expandido vertiginosamente, propiciado especialmente por el comercio electrónico que está liderando el crecimiento en los mercados de consumo actuales.

Las ventas online han provocado la evolución hacia unas expectativas cada vez mayores en la rapidez de envío. Actualmente se están popularizando los plazos de entrega en 24 horas y están surgiendo iniciativas, especialmente impulsadas por los principales gigantes del comercio electrónico, para hacer llegar la mercancía al consumidor en el mismo día del pedido.

Si en los mercados tradicionales un buen producto con un buen precio eran los ingredientes principales para la competitividad, ahora hay que añadir a la ecuación la inmediatez en su entrega. Esto eleva notablemente las exigencias en la cadena de suministro, que ha de ser capaz de satisfacer pedidos pequeños pero muy frecuentes manteniendo los costes dentro de niveles rentables, incluyendo los costes del último kilómetro. En los mercados modernos, los agentes de la cadena de suministro que tengan la capacidad de respuesta más rápida serán los ganadores.

Un respuesta ágil requiere, además, disponer de almacenes altamente eficientes. Con sistemas como los dispensadores automáticos Disban H para la preparación de pedidos automática a gran velocidad, sin errores de inventario durante la operación, se puede dar respuesta incluso en condiciones de picos de trabajo o donde la demanda sufre grandes fluctuaciones. Ejemplos como los almacenes de productos de consumo con campañas estacionales o en fechas señalada, sectores como la logística farmacéutica donde el procesamiento de pedidos se concentra en franjas horarias determinadas, almacenes para tiendas online que pueden estar recibiendo nuevos pedidos 24 h al día 365 días al año, etc.

Cuando la mercancía requiere de manipulación manual, por sus características físicas o diversidad de referencias, el sistema guiado por luz de ATOX proporciona un sistema de picking semiautomático con operaciones pick-to-light y put-to-light, optimizando las tareas de los operarios de almacén a la vez que se reducen los errores de inventario.

Las automatizaciones de ATOX proporcionan una gran versatilidad, por lo que además de agilizar las operaciones de preparación de pedidos puede aplicarse a la optimización de las tareas de logística inversa.

Resilience (Resiliencia)

La Resiliencia (Resilience en inglés) es la capacidad de adaptación de la cadena de suministro ante los imprevistos y continuar funcionando. Los mercados modernos se caracterizan por una mayor volatilidad, patrones de demanda futura inciertos, productos con una vida más corta, etc.

Se vuelve de gran importancia la identificación de los enlaces más vulnerables de la cadena de suministro y el análisis de sus riesgos. A esto se añade que, debido a las características de las economías actuales, se ha tendido a la reducción de los niveles de inventario y, con ello, los niveles de stock de seguridad. Esto representa mayores exigencias para todos los intermediarios de la cadena, que han de asegurar la confiabilidad en los plazos de entrega, la disponibilidad de mercancía ante demandas imprevistas, etc.

Los almacenes y centros de distribución han de ser más eficientes, incorporando sistemas de automatización que agilicen la logística interna y permitan un control de inventario sincronizado. Los sistemas automatizados de ATOX Soluciones Tecnológicas son modulares y de gran versatilidad, con una gran capacidad de escalabilidad y adaptación a las necesidades futuras de los almacenes y a las variaciones en los procesos de su gestión.

Relationships (relaciones)

Hay que entender las relaciones dentro de la cadena de suministro moderna como un concepto más amplio que el tradicional. Una relación básica de proveedor-comprador se basa principalmente en los precios y el flujo de información entre los diferentes niveles de la cadena de suministro es mínima. Con una estrategia logística moderna se establecen unas relaciones más profundas, lo que facilita la compartición de la información, una mayor eficiencia de las tecnologías IT aplicadas y la adopción de sistemas de inventario gestionados por el vendedor (Vendor Managed Inventory, VMI). Todo esto permite mejorar la confiabilidad, sembrar las condiciones necesarias para aplicar con eficiencia las metodologías JIT y mitigar de forma más eficaz el efecto látigo.

Las 5 R (ó las 5 C) de la cadena de suministro

En los apartados anteriores se hablaba de las 4 Rs como principios para mejorar las estrategias logísticas y la gestión de la cadena de suministro. Pero dentro de la cadena de suministro, y más concretamente en lo referente a la preparación de pedidos, también se habla habitualmente de las 5 R’s (por “Right” en inglés), que en español se suele traducir como las 5 Cs (por “Correcto” en español). Las 5 R’s se refieren a los objetivos a perseguir para la preparación de pedidos de forma eficiente:

  1. The Right goods (los productos Correctos)
  2. In the Right quantity (en al cantidad Correcta)
  3. At the Right place (en el lugar Correcto)
  4. At the Right time (en el momento Correcto)
  5. At the Right price (con el precio Correcto)

A menudo, se añaden 2 objetivos adicionales:

  1. To the Right customer (al cliente Correcto)
  2. In the Right condition (en las condiciones Correctas)

hablándose entonces de las 7 R (ó las 7 C en español).

Una de las claves para lograr estos objetivos en la preparación de pedidos es utilizar sistemas de preparación de pedidos automática como los dispensadores automáticos Disban H de ATOX o los sistemas miniload. De esta forma, los pedidos pueden prepararse a alta velocidad sin producir errores de inventario durante la operación.

Además de la dispensación automática, también puede recurrirse al sistema guiado por luz para la preparación de pedidos con operaciones pick-to-light agilizando las tareas de los operarios de almacén, mejorando la ergonomía y reduciendo los errores de inventario.

Los sistemas automáticos de preparación de pedidos pueden funcionar de forma coordinada con el sistema de transporte por rodillos inteligentes diseñado y fabricado por ATOX. De esta forma, varios operarios pueden colaborar en la preparación de un mismo pedido sin desplazarse de su zona de almacén y los sorters pueden clasificar automáticamente la mercancía según el estado actual del pedido, o bien según su destino en la zona de reparto.